Espacios Espacios Espacios Espacios

viernes, 14 de abril de 2017

RESEÑA | Conflicto de intereses



La editorial me ofreció poder leer este libro y echándole un vistazo por Internet a la autora y a la sinopsis de la novela me llamó mucho la atención la mezcla de romance y un poco de misterio que tenía así que acepté leerlo. Aunque no ha sido todo lo que yo me esperaba de ella sí que hay cosas que me han gustado y que quiero compartir con vosotros, además de las cosas que no me han terminado de convencer del todo.

Rebeca lleva buscando trabajo fijo desde que acabó la carrera pero hasta ahora sólo ha podido con algo puntual. Sin embargo, cuando se le da la oportunidad de tener una entrevista en uno de los más prestigiosos bufetes de abogados no duda en presentarse. Lo que ella no imaginaba era que Ethan, su amor de instituto, fuera quien la recibiera y le hiciese la entrevista. Al final Rebeca entra a trabajar como ayudante de Ethan, quien ahora será su jefe. Sin embargo, todo se vuelve más intenso cuando la chispa salta entre ellos y, además, de por medio se mete un caso complicado en el que la vida de ambos van a peligrar.


Volvió a besarle el cuello y le hizo dar la vuelta para atrapar su boca con un beso demasiado excitante como para controlarse, como para poder asumir algo de control en su cuerpo.


Nunca había leído nada de la autora pero sí que había visto alguna que otra opinión acerca de sus novelas y como casi todas ellas eran positivas me atreví a probar algo para ver qué es lo que me parecía a mí. Lo que me encontré dentro de Conflicto de intereses me gustó y no me terminó de gustar a partes iguales. Primero, la historia está contada desde una tercera persona para poder conocer ambos puntos de vista de la historia, tanto el de nuestra protagonista Rebeca como el de Ethan. Me ha gustado el uso de este tipo de narrador que ha usado Mariah Evans porque me ha dado la oportunidad de saber en todo momento por ambos personajes qué pasaba en la historia y cómo se sentían ellos al respecto. Sin embargo, lo que no me ha gustado nada y debería hacerse es diferenciar las partes en las que se están hablando de un personaje u otro ya que no se especifica y en algunas partes llegaba a quedarme pillada por no saber dónde me encontraba y a quien se narraba. La forma de escribir de la autora sí que es muy amena y ligera por lo que no me ha costado nada de nada leer esta historia, además de que la trama me ha parecido muy interesante como para no soltar el libro.

Ahora vamos a ir a por los personajes:
Rebeca, nuestra protagonista, ha encontrado por fin el trabajo que tanto ansiaba dentro de un prestigioso bufete de abogados. Con lo que ella no contaba era que su amor platónico del instituto fuera a ser su jefe y que entre ellos fuera a haber una tensión sexual irremediable. Rebeca como personaje me ha parecido muy simple y a veces muy "niña" ya que la mayor parte de las escenas se veía con inseguridades que me parecieron demasiado para ella ya que se nos presenta como una mujer que se ha licenciado y que es capaz de hacer todo lo que se propongo por lo que me ha parecido que la autora ha metido una antítesis que no lo ha terminado de bordad como ella quería. En general, no ha sido un personaje con el que me haya identificado ni conectado pero, simplemente, se ha dejado leer.
Y por último tenemos a Ethanel jefe y antiguo amor de nuestra protagonista. Este personaje ha sido con el que más he disfrutado la novela ya que el toque que ha conseguido darle Mariah Evans de hombre duro de negocios mezclado con una personalidad dulce y tierna me ha parecido muy acertado para la historia. En muchos momentos tenía esa chispa de pícaro y guasón que me ha soltado alguna que otra risa y en otros tenía esa parte protectora con Rebeca que me hacía sonreír más de una vez. La autora ha creado un personaje que ha conseguido que la historia tenga otro matiz que no hubiera tenido sin él.


La observó de reojo, aún estaba pálida. Él sabía una buena estrategia para poner algo de color en aquellas mejillas pero no creía que fuese el momento de lanzarse, necesitaba acercarse más aun, que dejase de verlo como su jefe, que lo viese como un compañero, un amigo. Aquello pensamiento lo mantenían totalmente aturdido.


La novela parece tener muchas menos páginas de las que realmente tiene pero esto no es un impedimento para leérsela de un tirón sin parar. Sin embargo algo que le ha pasado a la autora durante la novela ha sido que no ha sabido repartir las escenas a lo largo de las páginas y los capítulos. Todo el tema central de la historia se concentra casi al final y todo ocurre demasiado deprisa y sin apenas detalles. Me hubiera gustado encontrar muchas más tensión en ese caso que hace que la vida de los dos penda de un hilo. Y si me apuras, también me hubiera gustado que la relación se hubiera desarrollado muchas páginas antes. No digo desde la primera pero sí desde el primer tercio de la novela ya que esto no ocurre hasta pasado un poco más de la mitad. En cambio y teniendo todo esto en cuenta ha sido una novela que he disfrutado por lo ligera y amena que me ha parecido y ha sido gracias a la forma de escribir de Mariah Evans sobre todo.

Y por último, el final da pie a una segunda parte que me muero de ganas de leer porque se dejan cabos sueltos que hacen que necesites su continuación como sea. No he sabido en ningún momento como iba a terminar todo y ha acabado gustándome mucho más de lo que me esperaba porque como dije antes, todo lo interesante de la trama se concentra en esta parte y ha sido la que más he disfrutado.

En definitiva, Conflicto de intereses es una novela que he disfrutado gracias a la forma de escribir de la autora pero a la que le he visto fallo como no saber distribuir bien la trama a lo largo de las páginas. Sin embargo, esto no me ha quitado las ganas de seguir leyendo a Mariah Evans.



¿Habéis leído a Mariah Evans? ¿Os ha llamado la atención? 
¡Dejadme un comentario y os leo! 💘💘💘

No hay comentarios:

Publicar un comentario