Espacios Espacios Espacios Espacios

viernes, 14 de abril de 2017

RESEÑA | La magia de ser Sofía



No os podéis ni imaginar las ganas que tenía de leer esta nueva novela de Elísabet Benavent. Tenía muchas, muchas, pero que muchas ganas. Esta historia tenía pinta de ser de esas que me enamoran por completo desde la primera palabra hasta la última y cuando me llegó a casa por sorpresa casi me echo a llorar de la emoción. Pues bien, una vez leído no me he equivocado en absoluto en lo que me esperaba porque La magia de ser Sofía seguro que se cuela en mis mejores lecturas de 2017.

Sofía está muy contenta con la vida que lleva a pesar de los palos que le ha dado la vida. Trabaja en la Cafetería Alejandría, un sitio que desprende magia y acoge a todo a aquel que entra, y en el que siente que es su verdadero sitio. Ha aprendido a quererse a sí misma tal como es y, además, después de la experiencia que tuvo con su ex novio se aleja del amor para no implicarse demasiado. Sin embargo, al Alejandría entrará todos los días Héctor, un chico con el que mantendrá una relación de tira y afloja pero a sabiendas de que lo que hacen está mal. Pero el amor no entiende de maldades y es inevitable que ambos se sientan atraídos el uno por el otro. ¿Cómo saldrá toda esta historia? ¿Será capaz Sofía de volver a amar? ¿Y caerá Héctor en la magia de Sofía?


—Entonces, ¿cómo me quieres? —me volvió a preguntar mirándome fijamente
—Yo te quiero para siempre. Por y a pesar de. Eres el amor de mi vida.


Elízabet Benavent tiene un don muy especial a la hora de escribir historias y yo me enamoro de cada una de ellas. Ésta en especial es la que más me ha llegado de todas las que ha escrito porque ha sido muy fácil sentirme identificada con ambos personajes y con muchas escenas del libro. Tiene partes que me han hecho emocionarme, reír, llorar, pensar y es que no hay nada mejor que una novela te haga sentir todo ese tipo de cosas mientras lo lees. Luego la historia está narrada intercalando las voces de Sofía y de Héctor para contarnos las dos versiones y como lo ven cada uno de ellos. Tengo que decir que la narración tanto de Sofía como de Héctor son maravillosas y no me he cansado de leerlos nunca, algo que suele ocurrir muy pocas veces ya que solemos tener preferencia por uno u otro personaje. Es más, hay una peculiaridad en la narración y es que Sofía, de vez en cuando, nos cuenta la vida de su mejor amigo desde su perspectiva y me ha llamado mucho la atención esta parte en concreto por la originalidad que ha tenido la autora dentro de la trama del libro.

Ahora les toca el turno a los personajes:
Sofía, nuestra protagonista, trabaja en el bar Alejandría porque es lo que más le gusta y le llena ahora mismo. Está, después de mucho tiempo, contenta consigo misma por muchas cosas a pesar de siempre estar recibiendo pullas por parte de su madre por no tener la vida que ella esperaba para su hija. Este personaje me ha parecido, de lejos, lo más perfecto (dentro de lo imperfecto) que he leído en mi vida. La autora ha creado una chica que no es impecable tanto por fuera como por dentro, sino que ella misma tiene sus propios problemas con los que lidiar, como por ejemplo no ser suficiente para alguien por el mero hecho de estar entrada en carnes. Y eso es lo que más me ha gustado de ella, que fuera tan real y alguien con quien es tan sumamente fácil reconocerse. Además, tiene una personalidad arrolladora que llama mucho la atención y que ha sido una completa maravilla poder leer.
Y luego tenemos a Héctor, el chico que viaja a Madrid para reflexionar consigo mismo y saber si realmente es feliz con la vida que tiene. Este personaje me ha parecido igual de perfecto e imperfecto que Sofía pero a su propia manera. Él sí que se nos describe como un chico atractivo desde la primera vez que aparece, pero a lo largo de la novela te vas dando cuenta de que esta imagen que puedes tener en la cabeza queda eclipsado totalmente por todos esos miedos y defectos totalmente normales en una persona humana. Eso sí, había veces en la que su comportamiento no me pareció muy adecuado porque lo que estaba haciendo me parecía muy poco sincero con ambas partes de su vida en ese momento. Aun así, me ha parecido un personaje con un toque único y con el que he disfrutado mucho.


—Es vintage. Es muy cutre, ya lo sé. Pero lo vi en el Rastro  y me acordé de ti —me contó. Sonreí. Me encantaba. Antes de que pudiera decírselo, acercó su silla a la mía y lo cogió—. Me dijiste que te gustaban las cosas que brillan y este brilla por dos.
Reguló el espejo para que reflejara mi cara y me miré.
—No soy muy bueno con las palabras —añadió con una sonrisa tímida— ¿Entiendes por qué brilla por dos?
—No
—Mírate. Tú también brillas.
—¿Qué?
—Que brillas. Y no lo sabes.
Joder, no. Eso no.


El libro tiene sus cuatrocientas páginas y en ningún momento se me han hecho pesadas, al revés, me ha dado mucha pena que la historia se me estuviera haciendo tan corta de lo mucho que la he disfrutado. El romance que se crea entre los personajes es uno de los más bonitos y reales que he leído en mucho tiempo y todo porque se cuece a fuego lento, con ellos dos cogiendo y deshaciendo la distancia por algo que no debería estar pasando entre ellos. Me ha parecido una trama de lo más simple pero llevada de una manera extraordinariatocando, además, temas muy poco usados en la literatura, como lo es que la protagonista no tenga absolutamente nada de perfecta y Héctor tampoco, sino que ambos sean completamente reales y cercanos. Elízabet Benavent sabe cómo atraparte para no dejarte escapar de sus páginas escribiendo con mucho mimo los capítulos y con un sentimiento que te lo transmite. Sin duda, La magia de ser Sofía ha sido todo un descubrimiento para mí ya que sabía que me iba a gustar pero no que lo fuera a hacer tanto como lo ha hecho.

Y por último, os voy a hablar un poco sobre el final de esta primera parte que, sin duda, te deja con esas ganas impresionantes de ponerte con su segunda y última parte de la bilogía. Tengo que decir que aunque acaba de una forma en la que todos podemos esperar cómo sí que es verdad que a lo largo de la novela he ido dudando mucho porque con esta autora nunca se sabe, y así fue, ya que hasta el último capítulo todo no se da la vuelta.

En definitiva, La magia de ser Sofía es un libro que, simplemente, desprende magia y muchos sentimientos en sus páginas. Con unos personajes que llegan muy hondo por esa profundidad y toque único que les ha dado Elízabet Benavent. Una novela de la que me esperaba mucho y que me ha acabado gustando más de lo que creí al principio. Tenéis que leerla.


¿La habéis leído? ¿La leeréis? 😍
¡Dejadme un comentario y me lo decís! 💖

RESEÑA | Caraval



Lo primero que llama la atención de este libro es la portada y a mí, que me vuelve loca los azules en todas sus tonalidades con esta se me fueron los ojos enseguida. Luego la sinopsis, aunque hacía mucho que no leía fantasía, me llamaba muuuucho la atención pero luego empecé a ver opiniones muy distintas de la historia ya que había gente a la que le había gustado y gente a la que no. Aun así me metí de lleno en la historia y, al final la he disfrutado mucho.

Resultado de imagen de reseña caraval stephanieEste libro nos cuenta la historia de Scarlet, una chica que vive con su hermana Donatella y su padre, quien las maltrata a ambas cuando no obedece desde que su madre desapareció. Scarlet lleva intentando ponerse en contacto con Legend, el maestro de Caravaldesde hace mucho para que las invite al espectáculo y así huir de su padre y la vida que llevan en la isla. Durante años no recibe respuesta pero el mismo año en que la proponen en matrimonio la esperada carta llega. Scarlet ya no sabe si ir a Caraval es lo que le conviene para ella y su hermana pero por cosas del destino Donatella acaba desapareciendo dentro del juego de Caraval y ella no la va a abandonar, por lo que empieza a participar. En el juego nada es lo que parece y no puedes confiar en nadie. Y cuando se dice nadie, es nadie.


—Julián —dijo en un susurro, como si cualquier sonido más ruidoso fuera a destruir la delicadeza del instante— ¿Por qué haces esto?
—Creía que la respuesta era obvia.


Empecé a leer este libro con el miedo de encontrarme con una historia que no llegara a engancharme ya que la última lectura que tuve me estaba costando mucho seguirle el ritmo y la dejé de lado para comenzar esta. Pues bien, tengo que decir que el principio es muy lento para mi gusto y de primeras me aburrió bastante porque en la trama no estaban pasando cosas que me interesaran demasiado y como que yo veía que no avanzaba en absoluto. Entiendo que la autora tenga que introducir ciertas cosas en la historia para ponernos en situación pero había momentos en los que lo que se nos contaba no me parecía relevante dentro de la historia. Luego, sin embargo, en cuanto las páginas iban pasando me metí de lleno en la historia y el mundo de Caraval me atrapó por completo. Stephanie Garber ha llegado a crear un mundo de fantasía que me ha maravillado desde el comienzo hasta el final (del juego, me refiero). Todo está contado al detalle para que no te pierdas ya que todo tiene un sentido específico dentro de la historia y puedes imaginártelo todo a la perfección gracias a sus descripciones que están escritas con mucho detenimiento. Sin duda lo que más me ha gustado de la historia ha sido poder descubrir ese mundo mágico.

Ahora vamos con los personajes de esta historia.
Scarlet, nuestra protagonista de esta historia, lleva toda la vida soñando con escapar de la isla en la que vive y huir junto a su hermana de su padre, quien las maltrata sin piedad. Caraval es la oportunidad ideal para ello y cuando por fin consigue entradas ellas duda, pero su hermana no. Scarlet me pareció un personaje en las primeras páginas muy insufrible ya que mucha de las cosas que hacía, pensaba o decía me parecían muy ilógicas o muy fuera de forma de lo que es el personaje y como se nos presenta. No terminaba de conectar conmigo pero, sin embargo, en cuanto esta se adentra dentro del juego para poder encontrar y salvar a su hermana su actitud cambia radicalmente. Se convierte en una persona con la cabeza mucho más fría y calculadora, pensando qué hacer en cada momento y si es lo correcto o no. Para mí, la evolución de Scarlet ha sido muy significativa dentro de la historia para que podamos ver el cambio de la chica desvalida a luego ver la chica que lo da todo por su hermana. 
Y luego tenemos al chico de la historia, Julián, quien por "casualidad" se encontraba con Donatella cuando Scarlet recibe las invitaciones de Caraval para llegar a la isla del juego este les pide a cambio una de las entradas para poder participar él también. Este personaje pasa muy desapercibido al principio de la historia porque lo tomamos como secundario, que une ciertas cosas de la trama. Sin embargo, conforme vamos leyendo vemos que se convierte en principal y será quien acompañe a Scarlet en esta aventura. En sí, Julián me ha gustado mucho porque ha sido quien le ha dado ese toque especial a la historia y en muchos momentos me he reído mucho. Además, su personalidad me llamaba mucho y tiene muchos más secretos de los que llegué a pensar y que me sorprendieron mucho cuando los supe.


Puedo decir que, como todas las grandes –y terribles– historias, la suya empezó con amor.


La novela tiene sus casi cuatrocientas cincuenta páginas y creo que la autora ha sabido usar todo eso de una manera muy buena a su favor. El libro tiene las páginas exactas para no extenderse demasiado en cosas que no son de importancia ni quedarse cortas en otras cosas que hagan que el lector se quede a medias o con mil preguntas sin respuestas. En sí, la trama es una paranoia que nos vas a ir cogiéndole forma hasta el final pero cuando lo haces y te das cuenta de todo lo que había escondido te sorprendes muchísimo porque, como dije yano puedes fiarte de nadie en esa historia ya que todos ocultan algo para su propio beneficio. Luego, un poco de amor sí que se nos muestra y, sorprendentemente, me ha gustado a pesar de que en un principio no lo veía en absoluto porque me parecía un poco extraño, sin embargo, todo se va cociendo poco a poco.

Y por último, el final ha sido de lo mejor. Yo no sabía que había una segunda parte antes de leerlo pero a mitad del libro lo descubrí y cuando leí el final de la historia me di cuenta de que le falta esa segunda parte porque han quedado cosas sueltas. Para mí, ha sido un final muy bueno porque no tenía ni idea del rumbo que iba a tomar y me ha ido sorprendiendo conforme iba avanzando así que, punto a favor.

En definitiva, Caraval ha sido una novela que me llamaba la atención y que por las críticas empezó a darme un poco de miedo. Sin embargo al final ha acabado sorprendiéndome mucho gracias al impresionante mundo que la autora ha creado y en el que yo me he metido de lleno con sus personajes.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?

¡Contádmelo en los comentarios! 💗💗